NVIDIA anunció que estaba construyendo un procesador Arm Grace de alto rendimiento para servidores de centros de procesamiento de datos y cálculos de IA. Las acciones de NVIDIA subieron casi un 6%, mientras que las de Intel cayeron un 4%. El lanzamiento de la GPU está programado para 2023.