La nueva semana de septiembre nos traerá una loca avalancha de decisiones sobre tipos de interés, lo que le dará al sector de divisas una buena razón para una mayor volatilidad.