La última semana de enero se convertirá en el momento de las reuniones de los Bancos Centrales, con la reunión de la Fed como guinda. Todos los ojos en el mercado están pegados a estos eventos.