La cobertura de riesgos es una capacidad esencial tanto para inversores nuevos como avanzados. La cobertura de riesgos se utiliza cuando un sistema de negociación ya no funciona, y debe asegurar su capital contra las condiciones volátiles del mercado.