Entre los indicadores más populares para el comercio de acciones, se encuentran las Bandas de Bollinger. Son muy sensibles a la volatilidad del mercado y podrían actuar no solo como niveles de soporte / resistencia, sino también como niveles objetivo. La estrategia de Bollinger se basa exactamente en estas peculiaridades del indicador.